Canada Goose Norge jubelsk.no canada goose jacket sale canada goose jakker dame doudoune canada goose homme manteau canada goose pas cher canada goose jacket sale billiga canada goose jackor

LA RAMBLA DEL RAVAL, EN BARCELONA

Fenómeno social

La Barcelona más cosmopolita no se manifiesta en la concurrida Rambla, siempre atestada de turistas, sino en otro bulevar que corre paralelo a éste y que también se despliega hacia el mar. Sus 200 metros de longitud se recorren en pocos minutos, pero si uno se toma la molestia de pasear detenidamente a lo largo de esta avenida, y observar a sus gentes y -en la medida de lo posible- interactuar con ellas, se sentirá protagonista de una pequeña aventura, se sentirá parte del rumbo que podrían tomar las sociedades avanzadas en el futuro. La Rambla del Raval es un fenómeno social a tener muy en cuenta. Sí, hay quejas y cierto malestar por parte de algunos vecinos, pero la tendencia es irresistible, las diferentes culturas corren al encuentro de un lugar común, y ese lugar se llama la Rambla del Raval.

Texto: ALEC FORSSMANN. Fotografía: CAROL VALENCIANO

raval_01

La Casa de los Pueblos Rebeldes, un edificio ocupado al servicio del barrio.

Del balcón de barandilla herrumbrosa cuelga una jaula vacía y las ventanas aparecen cubiertas con cortinas blancas… de baño, de ésas con anillas. En los bajos se aloja un supermercado y carnicería islámica y, al lado, la librería-papelería Dueñas. Frente a estos edificios de fachada ocre de la calle Hospital se despliega, en dirección al mar, la Rambla del Raval, una amplia avenida de más de 200 metros de longitud que se construyó sobre el antiguo Barrio Chino y que se inauguró el 20 de septiembre de 2000. Una vibrante mezcla de culturas se manifiesta a lo largo de este paseo como en ningún otro lugar de Barcelona. El aire que corre esta tarde agita los plátanos y las palmeras, y mece las coloridas prendas que cuelgan en muchos de los balcones.

raval_03

Manuel Díaz, vecino del barrio desde hace 60 años.

Una chica morena, con camiseta, vaqueros y zapatillas negras, se pasea por ahí sujetando una bolsa verde de la cadena sueca de ropa H&M; un anciano aporrea las palmeras con su bastón; una mujer tira de un carrito de bebé vacío; dos punkis con pantalones pitillo y un pastor alemán; un chino con la equipación verde del Barça. A pocos metros, junto a una fuente, un anciano de gruesas patillas y cabello canoso peinado hacia atrás llena una garrafa de agua de cinco litros. Viste de forma elegante aunque su atuendo resulta algo anticuado. Su rostro aparenta indiferencia pero esconde cierta desazón. Hace 60 años que vive en la calle Hospital y los últimos 20 los ha pasado a solas. Era carpintero, le gustaba restaurar muebles antiguos. “Soy el más antiguo de la escalera. Antes me cruzaba con gente con la que daba gusto hablar, hoy ya no te dan ni los buenos días”, expresa, cordial pero serio, Manuel Díaz, de 70 años de edad.

“Antes me cruzaba con gente con la que daba gusto hablar, hoy ya no te dan ni los buenos días”, expresa Manuel Díaz, de 70 años de edad

Recuerda la gran nevada de 1962: “Muchos ancianos se rompieron los brazos al intentar sacar con palas la nieve acumulada en los tejados”. Dice que antes disfrutaba paseando por el barrio durante las noches de verano pero que ahora hay “mucho chorizo suelto”. Mientras explica esto le interrumpe el aullido de una sirena y seguidamente pasa a toda velocidad una patrulla de la Guardia Urbana. Manuel se dispone a regresar a su casa con la garrafa llena. La rotura de una cañería le ha dejado sin agua.

Una gran parte de los vecinos del barrio se muestra descontenta con el alboroto que provoca la vida nocturna, con la delincuencia, la prostitución y la venta ambulante. Las numerosas pancartas que cuelgan de los balcones con el lema “Volem un barri digne” (“Queremos un barrio digno”) expresan este malestar. Temen que el barrio se convierta en un gueto de inmigrantes o en una zona invadida de turistas, como ya ocurre en la conocida Rambla de Barcelona.

raval_05

Rosa y Claudia, dos estudiantes mexicanas.

Los camareros deben sortear cuidadosamente las bicicletas y los coches cada vez que cruzan la calle para atender a los clientes en las terrazas, situadas en el andén central. Son muchos los establecimientos que dan a la Rambla del Raval: restaurantes, cafeterías, hoteles, locutorios, una institución benéfica (L’Hora de Déu) o la sede social del Atlanta F.C., un modesto club de fútbol fundado en 1986 por un grupo de vecinos del barrio. La mayoría de los edificios que se asoman a la Rambla del Raval datan de finales del siglo XIX y lucen fachadas restauradas. Banderas de toda índole cuelgan discretamente de algunas ventanas: la senyera, la del Barça, la de España (con el toro en el centro), Asturias o Brasil. “La Rambla del Raval no me gusta… Mucha gente”, dice un paquistaní alto y enjuto, de carácter retraído, que camina solo por el centro de la avenida. Dos compatriotas suyos están sentados en uno de los bancos. “Barcelona muy bueno… Cataluña muy bueno… Pero ahora en España no hay trabajo… No tengo trabajo ni dinero”, expresa Abdallah. Su compañero, menos receptivo y más indolente, tiene barba de varios días y los ojos inyectados en sangre. A pocos pasos, al pie de una palmera, se escucha el estridente graznido de una cotorra, que picotea el suelo junto a un grupo de palomas. Esta especie exótica crece cada año en Barcelona y amenaza con convertirse en una plaga.

raval_02

El vanguardista hotel Barceló Raval abrió en 2008.

A mitad de la Rambla del Raval sobresale por encima de los edificios una estructura metálica con forma elípitica que a lo lejos parece un enorme depósito de agua. Se trata del hotel Barceló Raval, de cuatro estrellas, que abrió en septiembre de 2008. La antítesis a este hotel vanguardista se halla justo enfrente, un llamativo edificio ocupado que hace esquina con la Calle de Sant Pacià y cuya fachada, totalmente coloreada y cubierta de gigantescos dibujos, es un magnífico mural expresionista.

La antítesis al vanguardista hotel Barceló se encuentra enfrente, un edificio ‘ocupado’ cuya fachada es un magnífico mural expresionista

Una enorme pancarta reza “Barrilonia”, y de los balcones cuelgan carteles con las siguientes inscripciones: “¡Som un barri digne!” (“¡Somos un barrio digno!”), “Creem un barri lliure” (“Creemos un barrio libre”) y “Volem la anarkia” (“Queremos la anarquía”). En el interior, un chico le repara la bicicleta a una chica. Se llama Nil. Tiene una melena rubia, bigotillo y perilla, y viste una camisa tejana muy holgada y pantalones oscuros con flores bordadas. Junto a las paredes se apilan todo tipo de piezas de bicicletas usadas y otros cachivaches. Hace un mes y medio que se dedica, junto a otros compañeros, a reunir recambios para reparar o montar bicicletas. “Intentamos ofrecer un servicio a la comunidad, a veces hay que hacer cosas sin buscar un interés”, explica con gran entusiasmo. “Vamos recogiendo de todo, pero a veces es un follón conseguir algunas piezas o incluso un destornillador”. Nil reivindica el espíritu de comunidad y solidaridad: “Aquí no ocurre como en la mayoría de los barrios, donde nadie se conoce. Creo que la gente que vive en este barrio es más digna que la que vive en Pedralbes o l’Eixample (El Ensanche)”, asegura. La Casa de los Pueblos Rebeldes es el nombre con el que han bautizado este inmueble, en el que sus ocupantes organizan todo tipo de actividades abiertas al público: sesiones de cine, partidas de ajedrez, talleres de plantas medicinales, de música o de malabares. “Intentamos dar una buena cara a la sociedad. Otro mundo es posible, y más aún en el Raval”, sugiere Nil.

raval_06

Rosa y Nadir, una catalana y un afgano.

Dos ancianas pasean por la avenida cogidas del brazo. “La Rambla del Raval me parece bien… El multiculturalismo… ¡Me gusta todo!”, exclama la más vivaracha. “A mí no me gusta mucho… Me da miedo, no pasaría sola por aquí”, añade la otra, mucho más cohibida.

“La Rambla del Raval me parece bien… El multiculturalismo… ¡Me gusta todo!”, exclama una vivaracha anciana

Más allá, en el último tramo de la Rambla del Raval, las fachadas recobran su aspecto ordinario. Macetas llenas de geranios, una bicicleta de montaña que apenas cabe en un estrecho balcón, colchas tendidas al sol o una toalla con un curioso estampado de delfines. Uno de los bajos de estos edificios aloja un minúsculo supermercado paquistaní atiborrado de productos. “Aquí los extranjeros no tienen trabajo, muchos venden droga. Hay mucha crisis. Todo el día pelear…”, explica Yahveh, propietario del negocio, en un ambiente de penumbra. Hace diez años que llegó procedente de Pakistán. Trabaja doce horas diarias y paga 800 euros de alquiler.

El gato de Botero parece haber hallado su emplazamiento definitivo, en uno de los extremos de la Rambla del Raval. Esta escultura, del célebre artista colombiano, representa a un gato desproporcionado, de semblante risueño, cuerpo rollizo y cola tiesa. El Ayuntamiento de Barcelona la compró en 1987 y ésta es la cuarta ubicación que ocupa en la ciudad; la última, a unos centenares de metros de ahí, detrás de las Drassanes. Igual de jovial que el gato se muestra una chica que pasa por ahí, la brasileña Lidia. Viste chaqueta y mallas negras, y zapatillas blancas. “Vivo ahí mismo [señala la ventana de su habitación, que da directamente a la Rambla] desde hace tres meses. En principio pensaba que podría ser peligroso, pero no, hay mucha gente, mucha diversidad y sitios muy chulos para comer o tomar algo… Siempre hay kebabs”, comenta. “Las cotorras se escuchan, pero no me molestan… ¡Ah! Y me gusta el gato [de Botero]”, ríe.

raval_07

El gato de Botero, del célebre artista colombiano, ha ocupado diversos emplazamientos en Barcelona.

Una mujer con gafas de sol y un hombre de tez morena cruzan la Rambla con premura. Ella se muestra locuaz pero algo agitada. “¿Que qué pienso de la Rambla?”, formula de forma retórica. Se detienen, pero la inquietud es evidente. “Es muy bonita estéticamente, pero el barrio ya no es lo que era”. Se llama Lupe, viene por aquí desde que tenía 17 años. “Ha cambiado a peor… La droga, ¿vale?… Los extranjeros… Lo han estropeado todo. Ya no se puede recuperar… Lo perdido, perdido está… Entras en una tienda y ya te están pidiendo el número de teléfono”, afirma. Su acompañante, presumiblemente paquistaní, escucha y no dice nada. “Vengo a ver a dos personas y me voy. No sé qué hago viniendo aquí si el padre de mi hija hace ya diez años que murió. Lo conocí aquí… y cada vez que paso me entran muchos recuerdos”. Aguanta el llanto. Tras las lentes oscuras se intuyen unos ojos llorosos.

Así es la Rambla del Raval una tarde cualquiera. Es mucho más que una simple avenida. Ancianos, jóvenes, turistas, inmigrantes, conservadores, revolucionarios… La Rambla del Raval es un fenómeno social, una puerta abierta a la sociedad del futuro.

VN:F [1.9.11_1134]
Rating: 4.7/5 (3 votes cast)
Fenómeno social, 4.7 out of 5 based on 3 ratings
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y clasificada en . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

*

Friends link: M2020-615 NS0-156 070-458 070-688 117-101 1Z0-899 250-310 300-206 642-813 70-178 70-686 98-349 BH0-013 C_GRCAC_10 C_TAW12_70 C_TB1200_88 C2040-406 C4040-224 M70-201 N10-005 NS0-145 PMI-001 070-177 070-489 070-687 1Z0-062 350-029 070-247 070-467 1Z0-485 640-864 70-465 70-687 74-325 74-343 98-372 C2180-278 C4040-221 C4040-225 300-207 70-467 70-485 70-489 74-338 C_THR12_66 C2020-702 C4040-225 300-207 70-467 70-485 70-489 74-338 C_THR12_66 C2020-702 C2030-283 C2150-197 C4120-782 C4120-783 CBAP FCNSP.v5 VCP-510 070-246 070-341 070-466 070-487 070-488 1Y0-200 1Z0-051 1Z0-478 300-209 PEGACSSA_v6.2 1Z0-061 220-801 640-911 70-680 C_TSCM52_66 ICBB 070-331 312-50v8 820-421 MB7-701 070-414 070-489 070-687 1Z0-062 350-029 070-247 070-467 1Z0-485 640-864 70-465 70-687 74-325 74-343 98-372

Transportas ir logistika – Transportavimo ir logistikos paslaugos
 

Ar esate pasiruošę logistiką patikėti profesionalams?!

Logistikos paketas verslui

Norime supažindinti Jus su efektyviu logistikos valdymu

įmonės logistikos auditas

Teikiame logistikos audito paslaugas įmonėms, bei ūkio subjektams. Pagal individualų poreikį išanalizuojame esamus logistikos procesus, pateikiame apibendrintus rezultatus, bei pasiūlome optimizavimo alternatyvas, padedame jas tinkamai įgyvendinti.

Išorinis logistikos koordinavimas

Teikiame logistikos operatoriaus išorinę paslaugą, kuri padeda užtikrinti sklandų bei efektyvų logistikos proceso valdymą.

Žaliavų tiekimo užtikrinimas

Teikiame kokybiškas logistikos paslaugas savalaikiam žaliavų tiekimui užtikrinti.

Produkcijos išvežiojimas galutiniam klientui

Teikiame produkcijos paskirstymo paslaugas Lietuvoje, Pabaltyje B2B ir B2C klientams bei gavėjams. Galime pasiūlyti sutarto kiekio pristatymą reikiamu laiku (just in time).

Apie mus

Iš anksto žinodamas, ką nori padaryti, dirbi drąsiai ir sklandžiai. - Denisas Didro -

UAB “AUVEDA”- tai šiuolaikiška bei socialiai orientuota transporto kompanija, teikianti transportavimo ir logistikos paslaugas Lietuvos bei Pabaltijo rinkoje. Įmonėje dirba jauna, energinga, kūrybinga, siekianti užsibrėžtų tikslų komanda, kuri visuomet pasiruošusi pateikti inovatyvius bei abipusiai naudingus kliento logistikos optimizavimo būdus. Įmonės valdomą transportą sudaro nuosavos ir kontraktinės, (termiškai sandarios, tentinės) transporto priemonės, pritaikytos plataus asortimento produkcijos distribucijai bei pervežimams. Optimali įmonės apimtis padeda išlaikyti konkurencingus įkainius rinkoje, betarpišką ryšį su klientu ir lankstumą. Auveda veikia skaidraus verslo principais vidinėje bei išorinėje aplinkoje.

  • Geranoriškas aptarnavimas

    Esame paslaugūs bei visuomet pasiruošę padėti tiems, kas kreipiasi mūsų adresu.

  • Metinis užsakymų įsisavinimas

    Skaičiuojamas pagal gautas tikslines užklausas, kurios buvo įgyvendintos metų periode.

  • Vienkartinių užsakymų tampa ilgalaike partneryste

    Skaičiuojama pagal įsisavintų užsakymų pasikartojimą daugiau nei pora kartų, įskaitant fizinius asmenis.

  • Darbo dienų per metus

    2014 - 2016 m. duomenimis UAB "Auveda" paslaugas vykdė 365 dienas per metus reguliariais maršrutais.

Kontaktai

Uploaded image

Transportavimo ir logistikos paslaugos

* Tel. +370 655 21399 * distribucija@auveda.lt
Visuomet laukiame skambučio arba užklausos Jums aktualiais klausimais: #Dalinių krovinių pervežimai #Pilnų krovinių pervežimai #Sandėliavimas #3PL paslaugos # Distribucija # Kiti su logistika susiję klausimai
Uploaded image

Konsultacijos logistikos klausimais Verslui

* Tel. + 370 610 19528 * konsultacijos@auveda.lt
Atsakysime, į visus Jums aktualius klausimus apie logistiką, jos procesus, optimizavimo būdus, efektyvų valdymą. Atliekame įmonių logistikos procesų auditus, padedame optimizuoti kaštus.
Uploaded image

Buhalterija

* Tel. +370 650 40242 * buhalterija@auveda.lt
Uploaded image

Darbo galimybės

cv@auveda.lt

Įvykiai

Užklausos forma

Office-Professional-Plus-2013-key  office-2013-professional-plus  windows-8.1-key-finder  windows-8.1-key-generator  windows-7-key-code  genuine-windows-7-key  windows-7-key-purchase-online  windows-8.1-key-finder-product-key  office-2013-key-finder  office-2013-professional