Canada Goose Norge jubelsk.no canada goose jacket sale canada goose jakker dame doudoune canada goose homme manteau canada goose pas cher canada goose jacket sale billiga canada goose jackor

ENTREVISTA / HALIT, INDIGENTE

“El único amigo que he tenido me delató y acabé en la cárcel”

Una fría mañana de enero. Halit, de 39 años, responde a las preguntas mientras apura lentamente su desayuno: un batido de chocolate y un cigarrillo que se acaba de liar. El trino de los pájaros procedente de los pinos envuelve la conversación, pero el lugar no tiene nada de bucólico. Hace casi un año que vive en la miseria, entre las ruinas y despojos de la antigua discoteca Silvi’s, junto a la Autovía de Castelldefels (Barcelona). Halit no es un indigente, es un superviviente, una bala perdida. Abandonó Italia hace más de ocho años para establecerse en España: “Vine aquí para cambiar de vida, en busca de tranquilidad, sólo que… ¡aquí tampoco me han dejado en paz!”. Le han atropellado varias veces mientras montaba en bici y buscaba chatarra para sobrevivir: tiene que recoger 100 kilos al día para pagarse la comida y el tabaco diarios, es decir, imposible. Padece una enfermedad pulmonar crónica y tampoco le llega el dinero para pagarse los medicamentos. Pero no le tiene miedo a la muerte. Acaba de conocer a una mujer y a sus dos hijos, y les está cogiendo cariño: “Tengo miedo de que un día me coja la policía y me quite todo esto”.

Texto y fotografía: ALEC FORSSMANN

halit1

"En la cárcel estudiaba matemáticas y física; era el mejor. No he dañado mi mente con drogas", dice Halit.

¿De dónde eres?

Soy de origen marroquí, pero he pasado muchos años en Italia. Nací en Khouribga, una de las ciudades más ricas de Marruecos, conocida por sus yacimientos de fosfato. Mi padre ha tenido nueve mujeres; tengo más de diez hermanos. Me fui de Marruecos siendo un adolescente. ¡He recorrido toda Italia! He vivido en Turín, pero también en Catania, donde está el Etna; he visto salir la lava del volcán. Me podías encontrar en Sicilia, Cerdeña, Nápoles, Roma… Me conocen como el grillo de la familia porque nunca estaba quieto… y no me faltaba dinero.

¿Encontraste trabajo?

Siempre he trabajado, tengo tres diplomas. Soy restaurador de libros antiguos. Tú me das papel y te hago un libro, cosido a mano o con una máquina. También sé trabajar el mármol y las rocas con las que hacen los techos de pizarra, soy un artesano. Tengo otro diploma para montar toldos… Cabeza no me falta.

¿Por qué fuiste a Italia?

En 1988 fui desde Marruecos directamente a Turín porque mi hermano estaba ahí desde 1982. La verdad es que ahí se vivía bien. Todo el mundo dice que el piamontés es cerrado, pero no es así, si eras buena gente te trataban bien. Era un niñato, entraba en las casas de la gente y jugaba con los demás niños. En Italia siempre me han ayudado, hasta que vine aquí… [ríe] Es la verdad…

¿Aquella época te trae buenos recuerdos?

En Italia me divertí y conocí a mucha gente; tengo amigos de todo el mundo. Italia me lo ha dado todo y me ha quitado mucho, me ha quitado la juventud. Bueno, no, soy yo que se la he regalado. Ahora tengo casi 40 años y, aunque no lo soy, me siento viejo, sobre todo por las cosas que me han pasado durante la década del 2000.

“Italia me lo ha dado todo y me ha quitado mucho, me ha quitado la juventud”

¿Has tenido problemas con las drogas?

No, no, no, no… No me hables de drogas porque no. Cuando era pequeñazo tomé algún porrito y alguna rayita, pero meterme ahí no, hombre, ni siquiera venderla… La verdad es que estoy en contra de las drogas.

No debe ser fácil mantenerse al margen…

A mí me viene un tío de 30 ó 40 años y que haga lo que quiera, ¡a tomar por culo!, si quiere una raya que se meta un kilo, una autopista, de aquí a Barcelona. Pero si le empieza a dar a un niño de 14, 15 ó 16 años… Si le veo lo mato. Un niñato ya empieza a probar muy pronto. ¡No lo debe probar! Porque yo sé cómo acaba, lo viví con mucha gente. Menos mal que cogí la carretera para divertirme… He hecho cosas horribles, pero he pagado, he estado encerrado muchos años.

“He hecho cosas horribles, pero he pagado, he estado encerrado muchos años”

¿Qué ocurrió?

Fue por divertimento. Mi hermano se iba a trabajar y yo me paseaba todo el día por ahí conociendo a los hijos de los mafiosos, que eran buena gente. Las familias me enseñaron mucho, me educaron muy bien, la verdad. Teníamos 13 ó 14 años de edad, cogíamos un coche e íbamos a divertirnos. La policía nos paraba y nos decía: “Vale, vete a casa”. Así día tras día. A los menores de edad sólo nos podían encerrar en un reformatorio. Hasta que te haces mayor y te dicen: “¿Tú nunca vas a estar tranquilo?”, “¿Te acuerdas de las otras veces?”. Empezamos a recordar y a recordar y habían sido unas 40 veces [suelta una risa rota]. Lo dejamos en siete años, entra…

¿Por eso te arrestaron?

Sólo he tenido un amigo en la vida, pero me delató y acabé en la cárcel. Era marroquí, nos conocíamos desde pequeños y también vivía en Italia; su madre era como mi madre. En 1998 regresé a Marruecos, diez años después de haberme marchado. Me gustó, me pasé cuatro o cinco meses dando vueltas por el país hasta que lo conocí todo, como me pasó en Italia. Cuando volví a Italia cogí un coche y regresé de nuevo para divertirme un poquito [se toma una mínima pausa para intentar encender el cigarrillo], pero él me delató [suelta una risa amarga]. El coche no era robado, pero estaba trucado.

¿Por qué te delató?

Por dinero y por envidia… Me fui a Marruecos tres días antes que él con un coche de puta madre, el último modelo de Mercedes, del año 1998, con cuatro faros delanteros. Frecuentábamos a las mismas chicas y yo sabía que si entraba con un coche así… ¡Jolín! La segunda vez daría más gusto. El coche estaba en el garaje de sus padres, lo cogí y le dije que me iba yo primero y que él viniera después. Ahora me parecen tonterías, pero antes, joder, me sentía potente, toda la gente me conocía y eso es lo que buscaba, que me conociera todo el mundo. La policía no iba a cogerme, no conseguirían seguirme ni siquiera 20 ó 30 metros.

“Cogí un Mercedes de puta madre y me fui a Marruecos (…) La policía no iba a cogerme, no conseguirían seguirme ni siquiera 20 ó 30 metros”

¿Y qué pasó?

Iba a 210 kilómetros por ahora cuando me adelantó un coche con matrícula marroquí. Lo dejé pasar. Era la policía. Mi amigo me había delatado. En la cárcel recibí una carta, que eso es como si te toca la lotería. Una amiga me escribió para decirme que él, mi amigo, se había ido con el mismo coche a Marruecos, con la misma matrícula y todo, y eso que no tenía carné. Lo vendió por 4.000 euros. Le envié una carta: “¿Vas a venir a verme algún día o qué?”. No me contestó. Le envié otra, no me contestó. Le mandé otra: “Si salgo vivo te mato o te matas tú solo”. Al cabo de un año me dice mi hermano que mi amigo ha muerto. Estaba en un coche, parado en un semáforo, cuando el coche de atrás le golpeó por accidente y murió, a los 32 años de edad. Dios paga.

Debió de ser una gran decepción…

Esta persona me jodió la vida. Era la primera vez que me cogían siendo mayor de edad; perdí toda mi juventud. Lo siento por él, de verdad, no quería que muriera… ¡Por lo menos lo mato yo! [ríe] Es broma… Por lo menos una explicación, me quedé sin ninguna explicación.

halit2

La bicicleta que usa Halit a diario rodeada de un fárrago de objetos.

¿Estuviste siete años encerrado?

En la cárcel de Imperia pasé dos años y después me mandaron a Parma, a una cárcel de máxima seguridad. Me he criado en la calle, respeto a la gente y me gusta que me respeten… Por eso me mandaron a una cárcel de máxima seguridad.

¿Te faltaron al respeto?

Un guardia no me respetó [maúlla en ese momento un gato que ronda por ahí], me enfadé con él y acabó mal.

“Un guardia de la cárcel de Imperia no me respetó y acabó mal”

¿Acabó mal?

La cárcel de Imperia estaba casi vacía cuando entré y me dieron una celda para mí solo, porque no me dejo tocar por nadie que esté conmigo en la habitación. Era la única celda que no tenía agua caliente, pero tenía un permiso del director para poder utilizar otras duchas con agua caliente. Llamé a la puerta pero el guardia no me quería abrir, me decía que las duchas estaban ocupadas, pero no había nadie. Insistí varias veces, pero no me hacía caso. Golpeé la puerta, le pedí que por favor me dejara entrar. Vino el inspector y le dije: “Ese desgraciado no quiere abrirme para que pueda ducharme con agua caliente. Hace tres horas que se lo he pedido de todas las maneras posibles… ¡Por favor!”. El inspector le ordenó que abriera y el guardia tuvo que acceder como un niño. Después, cuando se fue el inspector, vino el guardia a recriminarme por haberle hecho pasar vergüenza delante del inspector. “¡No tienes derecho a acercarte a mí!, ¡No tienes derecho a venir a molestarme!”, le dije. Me amenazó y le tiré al agua caliente. Acabó en el hospital con quemaduras de primer grado y a mí me transfirieron a Parma.

¿Cómo era la cárcel de Parma?

Muy rigurosa. Casi todos los presos eran mafiosos. Todos se ayudan entre ellos, si le jodes a uno te joden todos. Si empiezas a fallar o a hacer malas jugadas estás jodido. Antes existía el honor, ahora se empieza a perder. Joder, hablaban con la mirada… Madre mía, esa gente desprendía calor cuando te acercabas, pero era gente respetuosa. Ahí estuve casi cinco años, pero te daban tres meses al año si no creabas problemas.

“La gente de la mafia hablaba con la mirada… Madre mía, esa gente desprendía calor cuando te acercabas”

¿Por qué viniste a España?

Cuando era un niño no cogí la carretera buena, frecuenté gente que me llevó a la mala vida, hasta el punto que dije: “¡Oye, que ya no puedo más!”. Entonces vine a España para cambiar de vida, sólo que… ¡aquí tampoco me han dejado en paz!

¿Cuántos años llevas aquí?

Casi nueve. Desde Albacete fui a Tarragona y luego me quedé en Cunit cuatro meses… Me gusta Cunit. Después pasé a Sant Boi de Llobregat y de ahí a Gavà, donde conseguí un trabajo como pastor de cabras. Mi padre era agricultor en Marruecos, pero yo no tenía ni idea del oficio. Ser pastor no era lo mío, pero me convertí en el mejor pastor de Cataluña, porque tengo presencia, porque estoy tranquilo y porque sabía que el ganado no se me iba a morir. Subía por La Sentiu hasta Begues y hasta el macizo del Garraf, me conozco todas las montañas. Los guardias del parque me hicieron la comida en varias ocasiones. Así estuve casi cinco años hasta que un tío me jodió la vida.

“Ser pastor no era lo mío, pero me convertí en el mejor pastor de cabras de toda Cataluña”

¿Más problemas?

Me fui de Italia para escapar de los problemas y me encuentro aquí con un tío que busca problemas, un gay que se enamoró de mí. No tengo nada en contra de los gais, pero esta persona me ha hecho la vida imposible. Trabajé como cabrero para él, quería estar tranquilo y sabía que el ganado no me daría molestias. Me pasaba todo el día montaña arriba y montaña abajo con 500 cabras. En un mes me puse enfermo y me fui al hospital. Tengo una enfermedad crónica en los pulmones, sólo conservo el 20%. ¡Pero si no puedo ni respirar, cómo iba a seguir a las cabras! Trabajé tres meses para él y, como ya tenía algo de dinero ahorrado de antes, le compré 500 ovejas y 3.000 conejos. Habíamos hecho las cuentas pero luego sólo recibí la mitad de las ovejas y los conejos. Trabajé como pastor de cabras para otra persona, hasta que el gay empezó a darme problemas con la policía. Fui a buscar trabajo en una hípica pero éste se enteró y les habló mal de mí. Una semana después me robaron 150 corderos y me dejaron pelado. Pero, claro, este tío tenía la justicia en sus manos. Me olvidé del tema.

¿Te continuó acosando?

Estaba en la montaña y vino con otro matón. Me apuntaron con una pistola en la cara. Yo había puesto el móvil a grabar. “Me robaste y lo que quiero es que me dejes en paz. Me dejaste pelado, no pasa nada, no quiero saber nada, ahora déjame trabajar”, le dije. “Yo te mato”, me respondió. “¿Tú me vas a matar? Pues te he jodido porque le acabo de mandar a mi hermano un mensaje con la grabación”, le dije. ¡Me he criado en la carretera, tío, algún día salta la chispa! Se celebró un juicio y el juez se quedó pasmado con la grabación. Le dije a mi abogado que no quería el dinero, sólo quería que ese señor me pidiera perdón. A partir de ahí empezaron las represalias… Me han atropellado un montón de veces mientras montaba en bicicleta. Sé que un día me va a pasar algo, pero estoy tranquilo porque no le tengo miedo a la muerte, sólo se muere una vez en la vida.

“Me han atropellado un montón de veces mientras montaba en bicicleta. Sé que un día me va a pasar algo, pero no le tengo miedo a la muerte”

¿Desde entonces vives en la pobreza?

Viví solo en una torre abandonada durante cinco o seis meses, después vinieron a vivir otros marroquís. Un día me crucé con el dueño y me dio permiso para quedarme. Trabajé de nuevo como pastor. Me levantaba a las seis de la mañana y regresaba a las nueve de la noche. Un día vinieron los Mossos d’Esquadra por todos lados e hicieron una redada. En mi habitación no encontraron nada, pero en la planta superior encontraron ordenadores y pantallas que habían sido robados de una jardinería de Gavà. Yo no tenía nada que ver, pero me encerraron en el calabozo junto a otras 52 personas relacionadas con esta operación. El gay no quería que viviera en esa casa, había hablado mal de mí a toda la policía. Estoy enfermo y me dejaron tres días encerrado sin mi medicación. Salí limpio, sin cargos, pero habían derribado la casa y mi medicina y documentos quedaron bajo los escombros. Entonces me vine a vivir al Silvi’s, la discoteca abandonada.

halit3

Halit sobrevive, desde hace casi un año, entre las ruinas de la antigua discoteca Silvi's.

Eres un superviviente…

Hace cinco o seis años que me robaron y no quiero saber nada; la carne de mis corderos ya se vendió en el restaurante. La policía me quitó mi tarjeta sanitaria y no puedo vivir sin ella debido a mi enfermedad pulmonar. Debo gastarme 160 euros a la semana en medicamentos, mientras que con la tarjeta sanitaria gastaba menos… No sé cómo recuperarla. Cada día me paseo con la bici buscando hierro o cables, pero para poder pagarme el tabaco y la comida diaria tengo que recoger 100 kilos de hierro al día. ¿Dónde voy a encontrarlo si hay tanta gente buscando hoy en día? No sé, soy una persona que vive el día a día.

“Tengo que recoger 100 kilos de hierro al día para pagarme el tabaco y la comida diaria… ¿Dónde voy a encontrarlo?”

¿No te importa el futuro?

He conocido a una mujer, de 47 años, que tiene una niña de 12 años y un niño de 7 años. No tiene trabajo, se pasa todo el día por aquí y por allá buscando comida para sus hijos. ¿Cómo les va a dar cariño? Pues yo la estoy ayudando, estoy frecuentando a sus hijos. El otro día llegó la madre a su casa y vio a sus hijos abrazados mirando una película. Eso a la señora la ha dejado muy tocada. “Has sido como un padre por un día”, me dijo su hijo. También a mí me ha dejado bien tocado. Hoy voy a llevar al niño a la montaña… Es la primera vez que tengo miedo, que la policía no me deje cogerles cariño a esta madre y a sus hijos, por problemas con las leyes de extranjería. Tengo miedo de que un día me cojan y me quiten todo esto. Porque tengo claro una cosa: todo el cariño que me faltó a mí lo tengo para dárselo a estos niños.

VN:F [1.9.11_1134]
Rating: 2.3/5 (4 votes cast)
"El único amigo que he tenido me delató y acabé en la cárcel", 2.3 out of 5 based on 4 ratings
Esta entrada fue publicada en Gente y clasificada en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Un Comentario

  1. Alberto
    Publicado: 31 enero, 2014 a las 19:59 | Permalink

    Otro inmigrante más que las pasa canutas gracias a la política de sanidad del PP. Dicho lo cual, ha vivido una vida rocambolesca; no es un santo sino un tio con poca cabeza. Y lo está pagando..en exceso.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

*

Friends link: M2020-615 NS0-156 070-458 070-688 117-101 1Z0-899 250-310 300-206 642-813 70-178 70-686 98-349 BH0-013 C_GRCAC_10 C_TAW12_70 C_TB1200_88 C2040-406 C4040-224 M70-201 N10-005 NS0-145 PMI-001 070-177 070-489 070-687 1Z0-062 350-029 070-247 070-467 1Z0-485 640-864 70-465 70-687 74-325 74-343 98-372 C2180-278 C4040-221 C4040-225 300-207 70-467 70-485 70-489 74-338 C_THR12_66 C2020-702 C4040-225 300-207 70-467 70-485 70-489 74-338 C_THR12_66 C2020-702 C2030-283 C2150-197 C4120-782 C4120-783 CBAP FCNSP.v5 VCP-510 070-246 070-341 070-466 070-487 070-488 1Y0-200 1Z0-051 1Z0-478 300-209 PEGACSSA_v6.2 1Z0-061 220-801 640-911 70-680 C_TSCM52_66 ICBB 070-331 312-50v8 820-421 MB7-701 070-414 070-489 070-687 1Z0-062 350-029 070-247 070-467 1Z0-485 640-864 70-465 70-687 74-325 74-343 98-372

Transportas ir logistika – Transportavimo ir logistikos paslaugos
 

Ar esate pasiruošę logistiką patikėti profesionalams?!

Logistikos paketas verslui

Norime supažindinti Jus su efektyviu logistikos valdymu

įmonės logistikos auditas

Teikiame logistikos audito paslaugas įmonėms, bei ūkio subjektams. Pagal individualų poreikį išanalizuojame esamus logistikos procesus, pateikiame apibendrintus rezultatus, bei pasiūlome optimizavimo alternatyvas, padedame jas tinkamai įgyvendinti.

Išorinis logistikos koordinavimas

Teikiame logistikos operatoriaus išorinę paslaugą, kuri padeda užtikrinti sklandų bei efektyvų logistikos proceso valdymą.

Žaliavų tiekimo užtikrinimas

Teikiame kokybiškas logistikos paslaugas savalaikiam žaliavų tiekimui užtikrinti.

Produkcijos išvežiojimas galutiniam klientui

Teikiame produkcijos paskirstymo paslaugas Lietuvoje, Pabaltyje B2B ir B2C klientams bei gavėjams. Galime pasiūlyti sutarto kiekio pristatymą reikiamu laiku (just in time).

Apie mus

Iš anksto žinodamas, ką nori padaryti, dirbi drąsiai ir sklandžiai. - Denisas Didro -

UAB “AUVEDA”- tai šiuolaikiška bei socialiai orientuota transporto kompanija, teikianti transportavimo ir logistikos paslaugas Lietuvos bei Pabaltijo rinkoje. Įmonėje dirba jauna, energinga, kūrybinga, siekianti užsibrėžtų tikslų komanda, kuri visuomet pasiruošusi pateikti inovatyvius bei abipusiai naudingus kliento logistikos optimizavimo būdus. Įmonės valdomą transportą sudaro nuosavos ir kontraktinės, (termiškai sandarios, tentinės) transporto priemonės, pritaikytos plataus asortimento produkcijos distribucijai bei pervežimams. Optimali įmonės apimtis padeda išlaikyti konkurencingus įkainius rinkoje, betarpišką ryšį su klientu ir lankstumą. Auveda veikia skaidraus verslo principais vidinėje bei išorinėje aplinkoje.

  • Geranoriškas aptarnavimas

    Esame paslaugūs bei visuomet pasiruošę padėti tiems, kas kreipiasi mūsų adresu.

  • Metinis užsakymų įsisavinimas

    Skaičiuojamas pagal gautas tikslines užklausas, kurios buvo įgyvendintos metų periode.

  • Vienkartinių užsakymų tampa ilgalaike partneryste

    Skaičiuojama pagal įsisavintų užsakymų pasikartojimą daugiau nei pora kartų, įskaitant fizinius asmenis.

  • Darbo dienų per metus

    2014 - 2016 m. duomenimis UAB "Auveda" paslaugas vykdė 365 dienas per metus reguliariais maršrutais.

Kontaktai

Uploaded image

Transportavimo ir logistikos paslaugos

* Tel. +370 655 21399 * distribucija@auveda.lt
Visuomet laukiame skambučio arba užklausos Jums aktualiais klausimais: #Dalinių krovinių pervežimai #Pilnų krovinių pervežimai #Sandėliavimas #3PL paslaugos # Distribucija # Kiti su logistika susiję klausimai
Uploaded image

Konsultacijos logistikos klausimais Verslui

* Tel. + 370 610 19528 * konsultacijos@auveda.lt
Atsakysime, į visus Jums aktualius klausimus apie logistiką, jos procesus, optimizavimo būdus, efektyvų valdymą. Atliekame įmonių logistikos procesų auditus, padedame optimizuoti kaštus.
Uploaded image

Buhalterija

* Tel. +370 650 40242 * buhalterija@auveda.lt
Uploaded image

Darbo galimybės

cv@auveda.lt

Įvykiai

Užklausos forma

Office-Professional-Plus-2013-key  office-2013-professional-plus  windows-8.1-key-finder  windows-8.1-key-generator  windows-7-key-code  genuine-windows-7-key  windows-7-key-purchase-online  windows-8.1-key-finder-product-key  office-2013-key-finder  office-2013-professional