Canada Goose Norge jubelsk.no canada goose jacket sale canada goose jakker dame doudoune canada goose homme manteau canada goose pas cher canada goose jacket sale billiga canada goose jackor

INVESTIGACIÓN / FORTIFICACIONES DE GUERRA EN CASTELLDEFELS

Castelldefels se fortificó durante la Guerra Civil

fortificaciones1.jpeg

Los documentos franquistas incluyen descripciones breves y croquis. / © A.F.

A finales de 1936 y comienzos de 1937, el bando republicano adoptó una serie de medidas urgentes en todo el litoral catalán para evitar un ataque franquista. Castelldefels era especialmente vulnerable ante un desembarco y por eso se convirtió en uno de los municipios más fortificados de la provincia de Barcelona, a pesar del armamento anticuado del ejército republicano. Este reportaje de investigación recopila información sobre estas fortificaciones ya desaparecidas y busca su ubicación exacta en el territorio actual.

Texto: ALEC FORSSMANN

Durante la Guerra Civil se instalaron diferentes sistemas defensivos en Castelldefels para contener un ataque franquista: trincheras, nidos de ametralladoras, baterías antiaéreas, sacos terreros y alambradas en la playa, entre otras cosas. Apenas queda rastro de estas construcciones militares, al ser retiradas en la posguerra o al quedar disimuladas bajo el asfalto y el hormigón, como ha podido detectar este medio en lo alto del barrio de Bellamar, donde se emplazó la principal batería de la ciudad, compuesta por varios compartimentos con sus respectivos cañones, pasadizos, polvorines e incluso una plataforma o lugar de observación cuya estructura cuadrada permanece en los apartamentos El Paraíso, junto al Gran Hotel Rey Don Jaime. Este reportaje reúne información sobre las diferentes fortificaciones que se repartieron por todo el municipio y busca su ubicación exacta en el territorio actual, a pesar de las profundas transformaciones que ha sufrido desde los años sesenta. Cielo Oscuro ha tenido acceso a una serie de documentos desclasificados, prácticamente inéditos, que se conservan en el Archivo General Militar de Ávila, el Archivo General de la Marina “Álvaro de Bazán” (Ciudad Real) y el Archivo General de la Guerra Civil Española (Salamanca), entre otras fuentes. Unas copias de estos documentos han sido facilitadas a este medio por Manuel González Moreno-Navarro, autor de Las Brigadas Internacionales. Su paso por Cataluña, y Adrián Cabezas Sánchez, autor de la tesis La defensa de la costa a Catalunya durant la Guerra Civil (1936-1939), quien aporta información muy valiosa sobre el tema.

Estos documentos desclasificados proceden tanto del bando nacional como del republicano; reflejan las aspiraciones conquistadoras de unos y el afán defensivo de otros. Gracias a ellos sabemos que el Servicio de Información de la Frontera del Norte de España (SIFNE), un servicio de espionaje franquista, manejó información confidencial sobre Castelldefels en julio de 1937, un año después del estallido de la Guerra Civil. La red de espionaje en la retaguardia envió una serie de informes secretos al norte de España, desde donde operaba el SIFNE, sobre las medidas de autodefensa que disponía Castelldefels en caso de invasión militar. Para prevenir un ataque franquista por aire y por mar se habían instalado baterías antiaéreas para disuadir o derribar los aviones enemigos y se había fortificado una zona de la playa para evitar un desembarco. Josep Mercader i Camps, implicado aquellos años en el sistema defensivo de la costa catalana, explica en su Diari de guerra, disponible en la web Tots els noms, que recibió “el encargo de realizar la instalación urgente de las baterías de Vilanova y Castelldefels, pues por aquellas playas se sospechaba que iban a intentar un desembarco”.

“El SIFNE, un servicio de espionaje franquista, manejó información confidencial sobre Castelldefels en julio de 1937

Apenas son una decena de folios con descripciones breves y mapas hechos a mano, extremadamente simples, que indican la posición aproximada de los sistemas defensivos en la zona costera de Castelldefels. A finales de 1936 y comienzos de 1937, el bando republicano adoptó estas medidas urgentes en todo el litoral catalán para contener a la aviación aliada, con base en Mallorca, y para impedir una operación naval. Las trincheras, búnkeres, nidos de ametralladoras y baterías antiaéreas evitaron una catástrofe mayor, pero aun así algunas ciudades como Barcelona y Granollers sufrieron bombardeos masivos que provocaron cientos de víctimas. En cambio, el desembarco franquista finalmente fue abortado ante el rápido desenlace de la Ofensiva de Catalunya.

Barcelona fue bombardeada por primera vez el 13 de febrero de 1937, desde el crucero italiano Eugenio di Savoia, que había zarpado de la isla de Cerdeña. El 16 de marzo, un mes después, se efectuó el primer ataque aéreo sobre la capital catalana y en adelante se sucedieron los bombardeos contra diversas poblaciones catalanas. El sábado 10 de julio, La Vanguardia publicaba la siguiente nota: “Ayer por la mañana, se dio cuenta a la Policía, de que en Castelldefels había sido hallada una bomba, abandonada”. La Defensa de Costas había tomado medidas urgentes durante ese mismo verano y estaba reorganizando la vigilancia del litoral. El alcalde de Castelldefels, en cumplimiento de estas medidas, decretó un toque de queda en todo el municipio. “Queda terminantemente prohibida la circulación por la playa, vías férreas, túneles, fortificaciones de guerra, etc. de todas las personas que no estén oficialmente encargadas del servicio de vigilancia”, recogía La Vanguardia el 18 de julio, en pleno verano. La playa frente al Balneario de Castelldefels fue la única zona habilitada para el baño.

A continuación se ofrece una descripción de las construcciones militares que se proyectaron en Castelldefels o en la zona y su ubicación en el territorio actual.

Un nido sobre el túnel del ferrocarril

fortificaciones2.jpeg

Nido de ametralladoras sobre el túnel que hay junto a la entrada del Port Ginesta. / © A.F.

Sobre la boca del primer túnel del ferrocarril en dirección Sitges, concretamente en el antiguo kilómetro 313, se construyó un nido de ametralladoras “con dos bocas y una aspillera [una abertura estrecha] para fusiles, para poder batir la playa de Castelldefels”, según recoge Adrián Cabezas. El nido de hormigón se encuentra en buen estado de conservación, junto a la entrada del Port Ginesta y al comienzo de la carretera de las costas del Garraf, aunque pasa desapercibido bajo las chumberas y demás vegetación, como si se tratara de una maceta enorme. Su interior se encuentra parcialmente lleno de escombros. Aunque no está situado propiamente en el término municipal de Castelldefels, sino en el de Sitges, cabe mencionarlo por su estrecha proximidad.

fortificaciones3.jpeg

Visión que se obtiene desde el interior del nido de ametralladoras. / © ADRIÁN CABEZAS

fortificaciones4.jpeg

El interior se encuentra parcialmente lleno de escombros. / © A.C.

La batería de Bellamar

fortificaciones5.jpg

Croquis de la batería de Bellamar, con sus cuatro compartimentos: D, C, B y A. / © AGMAV

bateriabellamar.jpg

Los restos de la batería de Bellamar aparecen al unir dos mapas aéreos de 1947. / © A.F. / ICGC

vistabellamaractual.jpeg

Vista aérea actual de la Plaça del Pi, donde estaba la batería de Bellamar. / © ICGC

Esta es la parte más importante del reportaje. En un documento del SIFNE, el servicio de espionaje franquista, se menciona el emplazamiento de una batería de artillería “en un pequeño montículo que se alza detrás de la playa, después de cruzadas la carretera y la línea del ferrocarril [debería ser a la inversa: primero se cruza la vía del tren y luego la carretera, el tramo de la Avinguda de la Constitució que se encuentra a la altura del restaurante Las Botas]. En otro informe, mucho más concreto, se habla de una cantera situada aproximadamente a unos 2.350 metros de Castelldefels, “en cuya parte superior se hallan emplazadas unas baterías fortificadas” que forman un conjunto “perfectamente disimulado de manera que desde el mar nada se distingue ni con la ayuda de prismáticos”. A estas fortificaciones sólo se podía acceder “por el camino de la llamada Casa Viñas”. Un croquis de las Obras de Defensa de Costas indica que la “casa pagès” se encuentra a 240 metros de la batería. La “Casa Viñas” y la “casa pagès” se refieren a Can Vinyes, la única masía que entonces ocupaba la colina, situada en la parte más alta de Bellamar. El camino que se habilitó para transportar toda la artillería desde Can Vinyes corresponde hoy al Passeig del Parc Forestal y a unos 240 metros se localiza la Plaça del Pi, el lugar exacto donde se emplazaba esta batería, como ha podido detectar este medio al unir dos mapas aéreos de 1947, de la Compañía Española de Trabajos Fotogramétricos Aéreos, donde se observan de forma borrosa los restos de unas estructuras que encajan perfectamente con los elementos que aparecen en dicho croquis. Son los siguientes:

Cuatro compartimentos (A,B,C y D) excavados en el terreno, cada uno de ellos protegido por sacos terreros en derredor. Cada pozo o compartimento contaba con un cañón de 155 milímetros de calibre del año 1888 y uno de ellos (C), además, con una ametralladora antiaérea con calibre de Mauser español, según detalla Adrián Cabezas en su tesis. Los pasillos excavados en la tierra que comunicaban los diferentes puestos quedaban al descubierto y por ello se camuflaron con ramas de pino en su parte superior. Todos estos compartimentos estaban prácticamente alineados con la Torre Moruna y hoy se encuentran bajo el asfalto que circunda la Plaça del Pi, según sostiene este medio.

“Todos estos compartimentos se encuentran bajo el asfalto que circunda la Plaça del Pi”

-Se construyeron dos polvorines cuadrangulares, uno en cada extremo de la batería y comunicados a través de pasadizos de seguridad.

RFSACE.18861.jpeg

La plataforma o lugar de observación de la batería se distingue sobre el monte, a la derecha. / © ICGC

-Próximo al último compartimento (D), a escasos 99,10 metros en dirección Barcelona, se encontraba la plataforma o lugar de observación de la batería, de 3,60 metros por lado, desde donde “se domina toda la costa hasta Barcelona”, según una información franquista. Comparando fotografías antiguas, este medio ha podido comprobar que esta estructura cuadrada nunca desapareció del todo, ni siquiera cuando se recalificó el terreno a través de un incendio que parece del todo premeditado. Se desconoce el motivo y el hecho resulta sorprendente, pero en los años sesenta, durante la construcción de los apartamentos El Paraíso, esta estructura quedó integrada en el jardín, más concretamente junto a la piscina. El actual presidente de la comunidad rehusó atender a este medio (“nosotros queremos tranquilidad”), pero otra persona del inmueble confirmó la existencia de dicha estructura describiéndola “como un búnker”.

RFSACE.7274.jpeg

La estructura cuadrada durante la construcción de los apartamentos./ © ICGC

-Por último, junto a las fortificaciones, en un espacio que correspondería al Passatge del Pi, se levantaron tres edificaciones cuadrangulares de diferentes dimensiones que funcionaron como almacén de municiones y donde se alojó “probablemente el puesto de mando de la batería”, según Adrián Cabezas.

Se ha hablado de otras fortificaciones en las inmediaciones de la batería de Bellamar, por ejemplo en la Torre Moruna, una torre de vigilancia de época medieval. “El coronamiento, así como la parte baja, fue consolidado con cemento Portland, quizá durante la Guerra Civil de 1936-1939, cuando parece ser que las ruinas fueron utilizadas como lugar de vigilancia y nido de ametralladoras“, explica Albert López Mullor en El Castell i les Torres. Salvador Viñas, descendiente de la familia Viñas, ratifica esta opinión. “La Torre Moruna fue utilizada como fortificación durante la Guerra Civil. Durante mi infancia, en la posguerra, jugué muchas veces en los alrededores y recuerdo que en el interior había todo un entramado de vigas de hierro para colocar las ametralladoras y una especie de abertura semicircular para poder disparar. La entrada la tapiaron y cubrieron la estructura con hiedra, pero la abertura tiene que seguir ahí y con una escalera se debería de poder acceder a la misma”, explica a este medio. Viñas también recuerda haber jugado en los pasadizos excavados en la tierra que formaron parte de la batería de Bellamar.

“La Torre Moruna fue utilizada como fortificación durante la guerra. De pequeño jugué en su interior”, dice Salvador Viñas

Por otro lado, Alfonso López Borgoñoz afirma lo siguiente en Unos veranos intensos: “Parece ser que también hubo en la ciudad algunas baterías antiaéreas, que estaban enclavadas en diversos puntos de la ciudad, como la que quizás estuvo instalada por la zona de la Torre Barona (que fue manejada por soldados de procedencia vasca durante un cierto tiempo), o la que quizás hubo por la zona de la Torre Fael”.

Hotel El Pino y Cuartel de Carabineros

hotelelpino.jpg

El Hotel El Pino, abajo a la derecha, en 1990. / © ARXIU MUNICIPAL-AJUNTAMENT DE CASTELLDEFELS

Un documento franquista de marzo de 1937 indica que todo el material bélico de la batería de Bellamar, como los cañones o las cajas de municiones, “está depositado actualmente en un garaje al lado del Bar El Pino, único edificio blanco estilo alemán moderno situado a 2.700 metros de Castelldefels” y “muy visible desde el mar”. El Hotel El Pino, que desapareció al construir la autopista C-32, estaba situado entre la vía del tren y la Avinguda de la Constitució, justo enfrente de la actual brasería Estrella Fugaz. Por otro lado, en la misma zona se localizaba el Cuartel de Carabineros, en la explanada de hormigón que hay justo enfrente del actual supermercado Sorli Discau, donde probablemente también se instaló al menos un nido de ametralladoras, pues fue lo habitual en los cuarteles de carabineros situados en las inmediaciones.

RFSACE.320.jpeg

Entre los pinos se distingue el edificio rectangular del Cuartel de Carabineros. / © ICGC

Una casa de baños fortificada

1686.jpeg

Fotografía de 1947 que muestra diferentes construcciones en la playa. / © ICGC

Se tiene constancia de una fortificación en la playa “bien disimulada debajo de la casa de baños modelo desmontable construida por la asociación de arquitectos de Barcelona llamada GATEPAC”, quienes promovieron la arquitectura racionalista. Un informe franquista, transferido desde San Juan de Luz (en el País Vasco francés) hasta Burgos, afirma que “dicha casa está construida sobre un montículo de tierra de aproximadamente metro y medio de altura sobre la arena, existiendo otro medio metro entre el montículo y el subsuelo de la casa, que pintada de verde y tejado negruzco se destaca de las demás por sus mayores dimensiones y líneas modernas. Todo el montículo se encuentra protegido hoy por sacos de arena”. Las indicaciones la sitúan “en la mitad de la distancia existente entre los grandes establecimientos de baños y la entrada de las costas de Garraf”, en la misma arena de la playa “frente al lugar conocido vulgarmente como ‘los pinos'”. Se refiere sin duda al pinar que rodeaba el Cuartel de Carabineros, y donde también se encontraba el Hotel El Pino, es decir, la fortificación se localizaba en una zona de la playa comprendida entre el Passatge Penyeta Roja i el Carrer Venezuela.

Alambradas y sacos terreros en la playa

fortificaciones6.jpeg

La alambrada se extendió por esta zona de la playa, donde se encuentra el chiringuito Pura Vida. / © A.F.

Desde la desembocadura del Llobregat se levantaron diferentes fortificaciones en la playa que llegaban hasta el antiguo balneario marítimo, situado a la altura del actual Hotel Playafels y que era muy reconocible por su embarcadero. En un mapa del SIFNE, hecho a mano alzada y por tanto muy tosco, aparece indicada una alambrada de 100 metros de longitud, más allá de la torre-depósito y de las cinco casetas sucesivas. Dos informes franquistas, uno de ellos dirigido al Gobierno Militar de Baleares, avisa del emplazamiento de “unos 100 metros de alambradas” en la playa de Castelldefels, en un espacio hipotético que correspondería a la zona costera que se extiende desde el Hotel Bel Air, más concretamente desde la calle 5. “Recuerdo haber visto unos sacos terreros que formaban una fortificación en la playa, aproximadamente por la plaza de las Palmeras, aunque seguramente había sacos por toda la playa”, explica a este medio Eladio Gandía, un vecino de Castelldefels que vivió la guerra durante su infancia, quien ha explicado sus vivencias a otras publicaciones. “Estos parapetos medían unos tres o cuatro metros de altura y estaban situados a menos de 100 metros de la orilla, más o menos donde está el paseo marítimo actual”, añade. Se desconoce si estas eran las supuestas alambradas a las que hacen referencia los informes.

Posiciones en la vía férrea

fortificaciones7.jpeg

En el PK 656, antiguo kilómetro 315, había un nido de ametralladoras y dos trincheras. / © A.F.

En un informe aparece un listado de las posiciones construidas a lo largo de la vía férrea y en otros lugares relevantes. Son las siguientes, sin contar el nido de ametralladoras sobre el túnel del tren en el antiguo kilómetro 313, descrito más arriba:

Una trinchera en el antiguo kilómetro 314, que corresponde al actual punto kilométrico (PK) 655, es decir, al lado del paso subterráneo que cruza la vía del tren y que une Les Botigues de Sitges con la Avinguda del Ferrocarril y la playa.

Un nido para dos ametralladoras y una trinchera en el kilómetro 315 (PK 656), donde se encuentra el puente hacia el barrio de Bellamar. En el informe no queda claro si estas posiciones se encontraban pegadas a las vías o cerca de las mismas.

Una trinchera en el kilómetro 316 (PK 657), en la confluencia del Carrer del Dofí con el Passeig del Ferrocarril.

Dos nidos para una ametralladora y una trinchera en el kilómetro 317 (PK 658), donde actualmente se ubica el Parc dels Tallinaires, al final de la antigua Corredera. El “Camí de Comunals” aparece indicado a continuación, por tanto, estas fortificaciones puede que se hallaran en el mismo Camí de Comunals, sobre el cual se construyó la Autovía de Castelldefels en 1949, pero a la altura del kilómetro 315, es decir, en algún lugar indeterminado del barrio de Can Bou.

-En la Fàbrica de Rajoles de Castelldefels había dos nidos para dos ametralladoras y una trinchera. Se desconoce completamente dónde estaba situada esta fábrica de ladrillos, aunque en un mapa de la época aparece de forma imprecisa al comienzo del actual Passeig Pitort.

¿Una batería en la Torre Fael?

Jordi Navarro Pérez recoge el testimonio de Miquel Sebastià i Martínez, un vecino de Castelldefels, en el libro Castelldefels. Temps d’història. “Recuerdo que hacia el fin de la guerra, en enero de 1939, el ejército republicano emplazó una batería de artillería en la era de la Torre Fael”. Este medio se puso en contacto con Sebastià i Martínez, quien confirmó su relato: “Estábamos alejados del pueblo porque teníamos mucho miedo de los bombardeos. Nos alojamos en una casa de la familia de mi madre, que estaba muy cerca de la Torre Fael y al darnos cuenta de que ahí estaban instalando más de una batería antiaérea, nos entró miedo y marchamos hacia las montañas. Eran unos cañones bastante grandes como los que vi durante el servicio militar en un regimiento de artillería. Todo esto ocurrió pocos días antes de que entraran los nacionales”. Este medio preguntó a la propietaria de la Torre Fael, finca que está situada junto a la Avinguda de la Diagonal, pero negó rotundamente la existencia de dichas baterías en su parcela: “Aquí nunca se ha instalado una batería antiaérea. Conozco la historia y tengo fotos antiguas… En este pueblo se cuentan muchas cosas”. Rosario Congost, madre del actual propietario del restaurante Lloret, residió en el barrio de Montemar durante la Guerra Civil y, aunque era una niña, asegura que no vio ninguna batería en la Torre Fael. “Sí que recuerdo los artilleros situados en los vagones de tren en la estación”, explica a este medio.

“En la Torre Fael no había nada. En este pueblo se cuentan muchas cosas”, explica la propietaria de la vivienda

Conclusión

La situación privilegiada de Castelldefels, con unas playas extensas, de fácil acceso por mar y por aire, y próximas a Barcelona, comportaba un riesgo evidente para el bando republicano. Castelldefels se reforzó con urgencia y se convirtió en uno de los municipios más fortificados de la provincia de Barcelona, a pesar de que el armamento republicano se había quedado anticuado. Se tiene constancia de la instalación de la batería de Bellamar, la principal de la ciudad. “Por la mañana, justo después de acabar el trabajo, volví a empezar la misma operación en Castelldefels, donde los cañones también tuvieron que ser subidos a una montaña donde estaba preparado el emplazamiento. Requirió un gran esfuerzo de todos, y al atardecer estaba todo en su lugar pero faltaba la puesta a punto y el ejercicio para preparar el tiro”, explica Josep Mercader i Camps en su Diari de guerra. Una parte de la batería de Bellamar fue desmantelada en marzo de 1938, cuando los cuatro cañones fueron enviados al Frente de Aragón, pero durante toda la contienda resultó útil para el avistamiento de aviones y buques que cruzaban los espacios aéreo y marítimo, según sugieren algunos documentos del Archivo General de la Guerra Civil Española. En cambio, no se han encontrado testimonios sobre la instalación y uso de otras baterías de la ciudad. Se desconoce, además, si todos estos sistemas defensivos llegaron a resultar eficaces, aunque el desembarco franquista nunca llegó a consumarse. Por último hay que decir que estas estructuras son vestigios de una guerra reciente y cruenta, que modificó el país y que creó un resentimiento latente. Las pocas ruinas que se conservan forman parte de la arquitectura militar del país y tienen un cierto encanto. Por eso deberían ser conservadas, o al menos indicada su antigua ubicación, para las generaciones actuales y para las futuras. La sombra del pasado siempre acecha.

Síguenos en Twitter: Cielo Oscuro @CieloOscuro2011

Agradecimientos:

Manuel González Moreno-Navarro

Adrián Cabezas Sánchez

Fotografies propietat de l’Institut Cartogràfic i Geològic de Catalunya, disponibles a www.icgc.cat

VN:F [1.9.11_1134]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Castelldefels se fortificó durante la Guerra Civil, 5.0 out of 5 based on 1 rating
Esta entrada fue publicada en Historia y clasificada en , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Publica un comentario o deja un trackback: URL del Trackback.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

*

Friends link: M2020-615 NS0-156 070-458 070-688 117-101 1Z0-899 250-310 300-206 642-813 70-178 70-686 98-349 BH0-013 C_GRCAC_10 C_TAW12_70 C_TB1200_88 C2040-406 C4040-224 M70-201 N10-005 NS0-145 PMI-001 070-177 070-489 070-687 1Z0-062 350-029 070-247 070-467 1Z0-485 640-864 70-465 70-687 74-325 74-343 98-372 C2180-278 C4040-221 C4040-225 300-207 70-467 70-485 70-489 74-338 C_THR12_66 C2020-702 C4040-225 300-207 70-467 70-485 70-489 74-338 C_THR12_66 C2020-702 C2030-283 C2150-197 C4120-782 C4120-783 CBAP FCNSP.v5 VCP-510 070-246 070-341 070-466 070-487 070-488 1Y0-200 1Z0-051 1Z0-478 300-209 PEGACSSA_v6.2 1Z0-061 220-801 640-911 70-680 C_TSCM52_66 ICBB 070-331 312-50v8 820-421 MB7-701 070-414 070-489 070-687 1Z0-062 350-029 070-247 070-467 1Z0-485 640-864 70-465 70-687 74-325 74-343 98-372

Transportas ir logistika – Transportavimo ir logistikos paslaugos
 

Ar esate pasiruošę logistiką patikėti profesionalams?!

Logistikos paketas verslui

Norime supažindinti Jus su efektyviu logistikos valdymu

įmonės logistikos auditas

Teikiame logistikos audito paslaugas įmonėms, bei ūkio subjektams. Pagal individualų poreikį išanalizuojame esamus logistikos procesus, pateikiame apibendrintus rezultatus, bei pasiūlome optimizavimo alternatyvas, padedame jas tinkamai įgyvendinti.

Išorinis logistikos koordinavimas

Teikiame logistikos operatoriaus išorinę paslaugą, kuri padeda užtikrinti sklandų bei efektyvų logistikos proceso valdymą.

Žaliavų tiekimo užtikrinimas

Teikiame kokybiškas logistikos paslaugas savalaikiam žaliavų tiekimui užtikrinti.

Produkcijos išvežiojimas galutiniam klientui

Teikiame produkcijos paskirstymo paslaugas Lietuvoje, Pabaltyje B2B ir B2C klientams bei gavėjams. Galime pasiūlyti sutarto kiekio pristatymą reikiamu laiku (just in time).

Apie mus

Iš anksto žinodamas, ką nori padaryti, dirbi drąsiai ir sklandžiai. - Denisas Didro -

UAB “AUVEDA”- tai šiuolaikiška bei socialiai orientuota transporto kompanija, teikianti transportavimo ir logistikos paslaugas Lietuvos bei Pabaltijo rinkoje. Įmonėje dirba jauna, energinga, kūrybinga, siekianti užsibrėžtų tikslų komanda, kuri visuomet pasiruošusi pateikti inovatyvius bei abipusiai naudingus kliento logistikos optimizavimo būdus. Įmonės valdomą transportą sudaro nuosavos ir kontraktinės, (termiškai sandarios, tentinės) transporto priemonės, pritaikytos plataus asortimento produkcijos distribucijai bei pervežimams. Optimali įmonės apimtis padeda išlaikyti konkurencingus įkainius rinkoje, betarpišką ryšį su klientu ir lankstumą. Auveda veikia skaidraus verslo principais vidinėje bei išorinėje aplinkoje.

  • Geranoriškas aptarnavimas

    Esame paslaugūs bei visuomet pasiruošę padėti tiems, kas kreipiasi mūsų adresu.

  • Metinis užsakymų įsisavinimas

    Skaičiuojamas pagal gautas tikslines užklausas, kurios buvo įgyvendintos metų periode.

  • Vienkartinių užsakymų tampa ilgalaike partneryste

    Skaičiuojama pagal įsisavintų užsakymų pasikartojimą daugiau nei pora kartų, įskaitant fizinius asmenis.

  • Darbo dienų per metus

    2014 - 2016 m. duomenimis UAB "Auveda" paslaugas vykdė 365 dienas per metus reguliariais maršrutais.

Kontaktai

Uploaded image

Transportavimo ir logistikos paslaugos

* Tel. +370 655 21399 * distribucija@auveda.lt
Visuomet laukiame skambučio arba užklausos Jums aktualiais klausimais: #Dalinių krovinių pervežimai #Pilnų krovinių pervežimai #Sandėliavimas #3PL paslaugos # Distribucija # Kiti su logistika susiję klausimai
Uploaded image

Konsultacijos logistikos klausimais Verslui

* Tel. + 370 610 19528 * konsultacijos@auveda.lt
Atsakysime, į visus Jums aktualius klausimus apie logistiką, jos procesus, optimizavimo būdus, efektyvų valdymą. Atliekame įmonių logistikos procesų auditus, padedame optimizuoti kaštus.
Uploaded image

Buhalterija

* Tel. +370 650 40242 * buhalterija@auveda.lt
Uploaded image

Darbo galimybės

cv@auveda.lt

Įvykiai

Užklausos forma

Office-Professional-Plus-2013-key  office-2013-professional-plus  windows-8.1-key-finder  windows-8.1-key-generator  windows-7-key-code  genuine-windows-7-key  windows-7-key-purchase-online  windows-8.1-key-finder-product-key  office-2013-key-finder  office-2013-professional